fbpx

Zapatero a tu zapato: tribunales especializados en materia financiera

La Reforma Financiera de 2014 ha sido muy importante para la reconfiguración del sistema financiero del país, ya que ha permitido, entre otras cosas, la penetración del crédito al sector privado y la inclusión financiera, en general; sin embargo, tiene un gran pendiente: los tribunales especializados en temas financieros que permitirían una recuperación de activos más rápida, reduciéndose el nivel de riesgo en los préstamos, lo que en el largo plazo se traduciría en menores tasas de interés.

 

Para Juan Carlos Jiménez, Director General de la Asociación de Bancos México (ABM) la creación de los tribunales especializados no se trata de una lucha entre acreedores, acreditados y el estado de derecho, sino de tener la certidumbre de que si algo sale mal, hay un proceso institucionalizado predecible en cuanto a que hay reglas claras y un conocimiento especializado de cómo se van a dirigir esas controversias.

 

Indica que su establecimiento es importante para el crecimiento de cualquier economía, y eso está plasmado en muchos estudios nacionales e internacionales. Por ejemplo, Susana Carrillo Chontkowsky, en su libro Los tribunales especializados en materia de intermediación financiera (2015), señaló que existe una preocupante carencia de tribunales con jurisperitos en materia de servicios e intermediación financiera. No se explica por qué “sigue pendiente la materialización de una justicia formal, eficaz y verdaderamente especializada en la misma”.

 

Los jueces también han opinado acerca de la especialización por materia y de la implementación de más Juzgados, debido a las cada vez mayores cargas de trabajo a las que se enfrentan, por lo que, entre las medidas inmediatas para hacer frente a este problema se encuentra la necesidad de la especialización de Juzgados por materia –civil y mercantil- ello, con la intención de dar mayor agilidad a los asuntos tramitados en ambas materias y contar con Juzgadores mejor preparados ante dicha especialización.

 

Lo anterior fue una propuesta de acuerdo para la modernización de la administración de la justicia mediante la reingeniería de los juzgados civiles de primera instancia del Distrito Judicial de Puebla, a través de la especialización de estos en materia civil, mercantil y asuntos financieros de Banca, instituciones de seguros y fianzas, organizaciones auxiliares de crédito, instituciones y sociedades mutualistas de seguros y agrupaciones.

 

Lo anterior es prioritario porque, por ejemplo, en el caso de una ejecución hipotecaria, esta se realizaría en un menor tiempo, ya que actualmente los procesos pueden durar hasta 10 años, mientras en otros países el tiempo varía de seis meses a dos años. Esta aplicación, serviría para reducir la prima de riesgo y con ello, otorgar una menor tasa de interés.

 

Juan Carlos Jiménez, reflexionó: “Si al riesgo normal de crédito le sumas el riesgo institucional de no saber cuál juez llevará un juicio importante o no importante, el riesgo se incrementa”.

 

Es un hecho que se requiere de amplios conocimientos para dar soluciones justas, adecuadas, prontas, ciertas y ágiles, ya que en ocasiones los casos no son atendidos ni siquiera con la normatividad que les es aplicable. De ahí que contar con tribunales especializados sea un medio para generar certidumbre en los millones de operaciones de pagos, inversiones, préstamos, créditos y demás.

Abrir chat