fbpx

Razones para fondear a una SOFOM

En un sistema bancario donde el acceso al crédito es reducido para gran parte de la población, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES) representan una opción para obtener financiamiento. Pero no solo eso, también son una alternativa para los interesados en incursionar en un negocio que otorga dividendos atractivos.

 

El crecimiento del sector ha sido constante. Si bien el número de entidades ha variado significativamente, el nacimiento-aumento-reducción-estabilidad de las SOFOMES tiene que ver con su evolución y las adecuaciones que las autoridades han hecho en diferentes momentos para garantizar la viabilidad de la figura, que por ley no puede captar recursos del público.

 

Un gran número de SOFOMES son consideradas buen negocio debido a que están sustentadas en principios financieros, administrativos y contables, que les han permitido llegar a un punto de equilibrio en un periodo relativamente corto en un mercado que ofrece buenas oportunidades ante la falta de acceso al crédito de las Pymes. Sin embargo, hay una constante que se debe cubrir: el fondeo para garantizar la continuidad de la operación en términos cualitativos y cuantitativos.

 

Se requiere fondeo para que, por ejemplo, en la colocación de crédito las SOFOMES puedan ser vistas por más Pymes como la opción real de financiamiento; no hay que olvidar que actualmente el 60% de las pequeñas y medianas empresas obtienen su primer crédito de una SOFOM y esto es posible porque hay foco y dirección.

 

Las SOFOMES tienen el potencial para atraer fondeadores al presentarse como la figura perfecta que combina la moderada regulación operativa con la capacidad de escalar operaciones de manera exponencial, y por tener una cartera vencida muy manejable y estable, especialmente las que se dedican a financiar Pymes y proyectos productivos, tienen una cartera vencida controlada; y cuentan con los medios para demostrarlo, uno de ellos es el Programa SOFOM Alta Calidad (SAC) del cual se desprende la Certificación SAC, una herramienta que ofrece la ASOFOM para facilitar a las SOFOMes la vinculación con las fuentes de fondeo más convenientes y ratificar el nivel de institucionalización de la entidad.

 

En más de una década las SOFOMES han dado pasos sólidos para presentarse como una opción real de financiamiento para las Pymes y una oportunidad para invertir en un negocio que combina la moderada regulación operativa con la capacidad de escalar operaciones de manera exponencial. En el transcurso del tiempo ha quedado patente que para las SOFOMES, al ser entidades no reguladas, la autosupervisión tiene un papel importante que garantiza la aplicación de las mejores prácticas y, por consecuencia, operaciones que conducen a resultados financieros óptimos, elementos que han determinado su permanencia en continuo ascenso; por ejemplo en 2017 la figura representaba 2% del PIB y 5.6% del financiamiento del sector privado y al tercer trimestre de 2018 los porcentajes había subido a 3.1% y 7.5%.

 

Fortalezas y oportunidades de las SOFOMes

 

Con las reformas al Sistema Financiero en 2014, la regulación aplicable y la supervisión a la que se han sometido las SOFOMES, el sector cuenta con una serie fortalezas que a la vez son oportunidades:

 

Fortalezas

●       Conocimiento del sector en el que colocan.

●       Toma de decisiones más rápida y eficiente que en bancos por menor burocracia.

●       Flexibilidad en operaciones.

●       Negocio fácil de fundar e impulsar.

●       Marco regulatorio favorable.

 

Oportunidades

●       Atender nichos no cubiertos por bancos.

●       Ahorrarse los costos de regulaciones onerosas.

●       Demanda de dinero constante e independiente de la coyuntura económica favorable o desfavorable.

●       Mucho mercado para crecer y diversificarse.

 

Fuente: SOFOMES ENR: La Puerta a la Revolución Financiera en México.  Enrique Presburguer Cherem, 2015.

 

SOFOMES una oportunidad para los fondeadores

 

SOFOMes
La figura ha demostrado su viabilidad. Su participación de mercado va en aumento, a la par de las necesidades de la población que requiere un producto o servicio financiero específico. Por su tamaño y adaptabilidad, las SOFOMES pueden innovar constantemente. Cuentan con el Programa SOFOM Alta Calidad (SAC) y la Certificación SAC cuyo objetivo es brindar a fondeadores y demás partes interesadas en las SOFOMES información sobre aspectos cualitativos de su operación y administración, factores que usualmente no se reflejan en la información financiera tradicional y proporcionan un conocimiento más profundo de cada sociedad. Otorgan rendimientos atractivos a corto y mediano plazo.

 

 

Cuentan con prácticas que les permiten mitigar riesgos de mercado, de crédito, operativo y legal

 

Abrir chat