fbpx

Desde la Presidencia

Dos años y lo que sigue…

 

En enero de 2019 tomé protesta como presidente nacional de la ASOFOM. Era un año peculiar por el cambio de gobierno, lo que implicaba reestablecer la relaciones que se habían hecho en más de dos décadas desde que nació la figura SOFOM, ya que el cambio de autoridades implicaba la necesidad de reconexión para trabajar de la mano hacia una mayor inclusión financiera con propuestas e iniciativas que recogieran las innovaciones tecnológicas y las mejores prácticas en nuestras operaciones.

 

Por lo anterior, mi propuesta de trabajo se basó en cuatro ejes, siendo el primero, precisamente, la reconexión. El segundo fue la innovación tecnológica por el impacto que ha tenido en el sector financiero y la transformación que está suscitando en el mismo. El tercero, mejorar las condiciones de fondeo y operación, el acceso a fondos para la operación de las SOFOMES, desarrollar nuevos canales de la mano con las dos bolsas de valores, conectar a las SOFOMES con el mercado, con fondos de capital nacionales e internacionales, con banca de desarrollo y con proveedores de tecnología y administración de riesgos, entre otros. El cuarto, una asociación con participación proactiva bajo el lema de “Juntos somos más” para buscar incrementar la inclusión financiera del país, que en suma es el objetivo general de los cuatro ejes.

 

2019 fue un año de cambios en todos los sentidos; recientemente se había publicado la regulación secundaria de la Ley Fintech y con esta se vislumbraba un nuevo panorama para todos los participantes con la interrelación como meta y objetivo; además, las condiciones económicas del país experimentaban una caída y se cumplía con la definición técnica internacional de una recesión, que es la contracción generalizada en la actividad económica por una duración de por lo menos seis meses consecutivos.

 

Sin embargo, las SOFOMES se mantenían activas y propositivas para incrementar su cartera que al tercer trimestre de 2018 representaba más de 708 mil mdp, el 3.5% del financiamiento del país y el 7.5% si hablamos solo del financiamiento del sector privado, según datos de la Condusef, mientras que la información del Banco de México indicaba que participaban con el 3.1% del PIB.

 

Las actividades de 2019 hicieron mucho énfasis en la innovación tecnológica para incrementar el número de SOFOMES que a ese año se podían considerar SOFOMES Fintech, que en porcentaje representaban el 20% de las entidades pertenecientes a la ASOFOM. Por ello se trabajó con empresas Fintech para desarrollar mejores productos y atender al mercado de una manera más barata y sencilla para mejorar la inclusión financiera y las condiciones crediticias. Incluso este énfasis en la tecnología hizo que en el Ranking SOFOM 2020 se incluyera la categoría de Mejor SOFOM Fintech. Además, por la Ley Fintech se dio la posibilidad de que Fintechs que no obtuvieran autorización de la CNBV para operar migraran a la figura SOFOM.

 

Respecto al fondeo y la operación, en la ASOFOM se trabajó para aumentar los canales de fondeo, hacer más eficientes las operaciones a través de las mejores prácticas contempladas en el Programa SOFOM Alta Calidad (SAC) y continuar con el proceso de institucionalización de las SOFOMES. El resultado ha sido, entre otros, que las Sofomes han obtenido financiamiento en la BMV por más de 420 mil millones de pesos a través del mercado de deuda: 450 emisiones de deuda a corto y largo plazo por un monto de 400 mil 252 millones de pesos y 37 bursatilizaciones por un valor de 22 mil 200 millones de pesos. Además, bancas de desarrollo internacionales de Alemania, España y Japón manifestaron su interés de entrar al mercado de las SOFOMES en México pues ven que los niveles de acceso a crédito y penetración bancaria en el mercado nacional aún son bajos y la figura es atractiva.

 

En relación con el cuarto eje, que contempló una asociación con participación proactiva, establecimos vínculos con diversas instituciones y asociaciones, lo cual quedó plasmado en la Semana Digital Asofom a la que asistieron personalidades de todo el sector financiero, incluyendo a los intermediarios bancarios y no bancarios, lo que demostró con hechos el trabajo realizado para cumplir con este eje.

 

En la siguiente entrega continuaré con este somero recorrido de dos años al frente de la ASOFOM. Un recorrido que fue posible porque “Juntos somos más”.

Abrir chat