fbpx

Onboarding digital, solución práctica y omnipresente

El gran reto de la transformación digital en la industria financiera es cambiar esquemas a favor de la experiencia de los clientes a través del uso de tecnología que potencialice la bancarización. En este sentido, el onboarding digital o alta móvil se presenta como una solución práctica y omnipresente que las autoridades mexicanas ya tienen el radar, y los prestadores de servicios financieros están incluyendo en sus prácticas, porque este tipo de soluciones fomentan una mayor participación y valor agregado.

 

El onboarding digital es el proceso de identificación no presencial que permite a los usuarios darse de alta como clientes de una manera totalmente digital, evitando los desplazamientos y los formularios en papel.

 

Actualmente, la tecnología que da soporte al onboarding digital permite la identificación biométrica del cliente y la cumplimentación de la documentación para estar acorde con la regulación. Con la biometría se tiene la posibilidad de identificar al usuario a través de una videollamada para darse de alta como cliente en cualquier entidad financiera, además de mostrar a la cámara del ordenador o dispositivo móvil algún documento que lo acredite.

 

A través de este proceso digital, la entidad financiera puede responder en pocos minutos a las solicitudes, simplificar sus operaciones, reducir los costos y mejorar sustancialmente la experiencia del cliente por la sencillez del proceso, la inmediatez que proporciona y la autonomía que le confiere, además de que facilita la interacción entre clientes e instituciones lo que genera vínculos más sólidos para la contratación de productos y/o servicios complementarios o adicionales.

 

Al establecimiento de vínculos contribuye el hecho de que la entidad financiera cumple con la normativa vigente correspondiente al uso de datos personales y regulación establecida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), lo que genera confianza y seguridad entre el usuario y la entidad.

 

La CNBV publicó las primeras disposiciones en materia de onboarding digital en 2018 con la intención de que todas las entidades, sin importar la figura, cumplieran ciertos estándares para ofrecer servicios financieros a distancia; recientemente autorizó que las Sofomes puedan incursionar en temas del onboarding digital, es decir, que ofrezcan productos y servicios de manera remota con los mecanismos de autenticación adecuados y avalados por esta autoridad.

 

La tasa de aceptación del onboarding digital va en aumento. Los resultados no solo se registran en base al incremento de tasa de conversión, sino también al valor agregado que este tipo de herramientas proveen a los usuarios.

Abrir chat