fbpx

Carrera contra la pandemia

Sin vacuna no hay recuperación económica

 

Las noticias sobre los avances científicos de las vacunas contra el Coronavirus se mezclan con las de la evolución de la economía, ya que la economía depende de la recuperación de la salud y esta de una vacuna o tratamiento para el Covid-19 en medio de la peor depresión desde la década de 1930; pero, en el escenario más optimista, la aprobación de una vacuna se podría dar a finales de este año y la aplicación podría demorar algunos meses.

 

En la primera semana de septiembre nueve compañías farmacéuticas firmaron un inusual compromiso para mantener “altos estándares éticos”, lo que sugiere que no buscarán una aprobación gubernamental prematura para las vacunas de covid-19, lo que implica que el virus, con una capacidad de contagio superior a la que en un principio se estimó, continuará propagándose en el mundo, y las medidas que pararon la economía —con los debidos ajustes, dependiendo de la situación de contagio en cada país— seguirán y no se vislumbra a ciencia cierta cuál de los tres escenarios de recuperación será el que siga la economía global y la de cada país en particular: en forma de “U”; en forma de “palomita” como la de la marca Nike; o en forma de “W”.

 

La situación se torna más complicada por la llegada de la temporada de influenza en el hemisferio norte, lo que podría debilitar aún más la recuperación económica que en junio y julio registró un rebote. Los contagios declarados en todo el mundo al inicio de septiembre superan los 27 millones, con una evolución que fue de 94 días entre el anuncio del primer caso oficial en China y el millón de casos registrados en el mundo, y luego 149 días más para superar los 12.5 millones de casos declarados el 11 de julio, para registrar al 9 de septiembre 902,100 muertes debidas al virus, de la cuales México contabiliza 68,488. Estados Unidos, Brasil, India y México están a la cabeza en cuanto número de muertes.

 

Y mientras la economía de Estados Unidos se contrajo 32.9% en forma anualizada en el segundo trimestre de 2020, la de México comparada con este dato fue 52.66%. De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la economía mexicana se contrajo 18.7% en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2019. El desplome se concretó luego de que el país registrara una disminución de 25.7% de las actividades secundarias (industria), respecto al mismo periodo del año previo, así como de 16.2% de las terciarias (servicios) y 0.2 %de las actividades primarias (agricultura, ganadería, pesca, minería, etc.).

 

¿Qué sigue? Los expertos en salud advierten que el proceso para desarrollar una cura llevará tiempo, posiblemente años. La profesora de la Universidad de Harvard, Carmen Reinhart, quien es el economista jefe entrante del Banco Mundial, considera que no vamos a tener algo similar a la normalización completa, a menos que tengamos una vacuna y que esta sea accesible para la población mundial en general.

 

Eso significa que el apoyo fiscal y monetario que se ha dado para enfrentar esta crisis debe continuar, pero ¿qué pasará en México donde no se han dado los estímulos para evitar el cierre de compañías y la pérdida de empleos? Jonathan Heath, Subgobernador del Banco de México considera que la recuperación de la actividad económica a niveles del tercer trimestre de 2018 podría tomar de dos hasta seis años y dependerá de la trayectoria que tomarán el consumo y la inversión. También dijo que para reponer los empleos perdidos en su totalidad será clave el apoyo del gobierno federal, la solidaridad de la iniciativa privada y de la coordinación que pueda lograrse. Explicó que, para el corto plazo, esto es en un año, la recuperación dependerá de qué tan rápido el consumidor vuelve a sus patrones habituales de compra, lo que a su vez será reflejo de la recomposición del mercado laboral.

 

Es un hecho que una recuperación completa tendrá que esperar hasta que los científicos entreguen más avances. “Si no obtenemos avances en el frente médico, entonces creo que será una recuperación bastante lenta”, remarcó el jefe del banco central de Australia, Philip Lowe.

 

La Asofom sigue la evolución de la crisis global y la de México, en particular, y continúa presentándose como el vehículo especializado para atender a las pequeñas y medianas empresas mexicanas porque, aún en época de crisis, no detiene el financiamiento ya que es fundamental para seguir con las actividades productivas.

Abrir chat