fbpx

En tiempos de Covid-19 las Sofomes tienen un nicho de negocio

Por: Dr. René Guigui Gámez

 

México se encuentra en el inicio de la recesión más severa que el mundo ha enfrentado en los últimos 80 años; la economía se ha contraído dramáticamente y en el segundo mes de 2020 los datos señalan una fuerte desaceleración de la actividad industrial. ¿Qué significa esto para el país? ¿Qué representa esta coyuntura para los intermediarios financieros como las Sofomes?

 

A partir de febrero del presente año, la actividad industrial del país registró una contracción de 1.9%; simplemente de octubre de 2017 a enero de 2020, México vivió 16 meses consecutivos con tasas negativas, por lo que las tasas de interés han tendido a la baja.

 

Datos de Inegi y Banorte, revelan que la producción industrial ha caído 1.8%, a consecuencia de los cierres y las disrupciones de las cadenas de suministro por el coronavirus por lo que se espera un mayor deterioro en los próximos meses. Según el informe, la debilidad se concentra en el sector construcción, mientras que en el de la minería se observa un mejor desempeño en todas las regiones de acuerdo con los siguientes datos:

 

La Región Centro registró la menor caída en febrero 2020 (-1.8%), sumando 2 meses consecutivos con tasas negativas. En contraste, la Región Peninsular mostró la mayor contracción en el segundo mes del año (-6.1%), adicionando su décimo mes en contracción. En una palabra, no ha habido crecimiento, ni derrama económica, hay más deuda por lo que claramente estamos estancados.

 

En este escenario, ¿qué oportunidades de negocios existen?, ¿cuál debe ser la visión de las Sofomes?, ¿qué ventajas se pueden establecer?, ¿cuál debe ser la estrategia?

 

Es en este escenario, donde el apoyo del sistema financiero mexicano será muy importante y decisivo, en específico desde la reestructuración y otorgamiento de créditos, pero sobre todos del fomento a la inversión, y aquí es donde las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple pueden vislumbrar una oportunidad de negocios, pues a través del financiamiento a emprendedores que tengan oportunidad de desarrollo coyuntural, ellas mismas pueden generar tener más ganancias.

 

En los últimos cuatro meses han surgido nuevos negocios en el sector manufacturero y de servicios, los cuales ofrecen productos y servicios que son necesarios, entre ellos encontramos  los de limpieza, desinfección, los de prevención tales como, cubre bocas, mascarillas gel protector, etc., asimismo, la mayor parte de los negocios están tratando de sobrevivir y han dado un giro a su líneas de producción, de negocios y venta, ahora además de producir o dar un servicios, se dedican a entregar sus productos y servicios a domicilio y así facilitar el consumo por parte de las personas a las personas que permanecen en casa.

 

Este momento de oportunidad permite a las Sofomes, sumar en corresponsabilidad a la sociedad y aprovechar la coyuntura para construir una oportunidad de negocios para sí mismas, a fin de crear programas de financiamiento dirigido a estos nuevos negocios. Para ello es necesario implementar un plan de promoción y de servicio que busque ahorradores para fondear el recurso y convertirlos en préstamos para los emprendedores.

 

Ello implica negocios de oportunidad para las SOFOMES en dos aspectos: el primer lugar, permitirá incrementar el crédito a sectores de emprendedores que aprovechan aumentar su participación en el mercado con productos y servicios de alta demanda en la actualidad; y en segundo lugar, las Soofomes se convertirán en instituciones de inversión, para pequeños ahorradores que buscan invertir su dinero en estos tiempos difíciles para el futuro.

 

Vale la pena destacar, que un beneficio para las Sofomes es obtener un diferencial razonable entre la tasa de captación por el dinero recibido por los inversionistas y la tasa de crédito otorgada a sus clientes.

 

Con este esquema, las SOFOMES aprovecharán estos tiempos de crisis coyuntural y contribuirán a la reactivación de la economía con la intención de convertirse en agente financiero dentro del sistema.

 

No obstante, la crisis que hoy se vive en México y en el mundo, se desprende una gran oportunidad de desarrollo para las Sofomes, un reto de innovación y creatividad que las impulse a innovar y crear nuevas oportunidades de mercado.

“De todo lo malo, también se obtiene algo bueno”.

 

Sobre el autor

Dr. René Guigui Gámez, profesor de la Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana, imparte academia en licenciatura, maestría y doctorado. Licenciado en Administración por la UNAM. Maestro en Administración por el ITESM. Doctor en Ciencias de la Administración por la UNAM. Obtuvo el Premio de Investigación en las Disciplinas Financiero-Administrativas, en el XVII Congreso Internacional de Contaduría Administración E Informática. UNAM- ANFECA octubre 2012, con la ponencia: “El valor presente neto en riesgo (VPNAR). Una nueva medida fundamental para la aceptación o rechazo de proyectos de inversión”. Autor de artículos en revistas arbitradas sobre temas de finanzas. Investigador en temas de finanzas corporativas, economía y negocios. Durante 27 años, se desarrolló en diversas instituciones financieras.

Abrir chat