fbpx

La vida después de la pandemia

Cambios obligados

¿Qué sigue? Muchos negocios tendrán que reinventarse o ajustarse para darle una buena cara a la nueva realidad, porque es un hecho que en todos los ámbitos de nuestra vida personal y de la sociedad, hay un antes y un después de la pandemia del Covid-19 que nos obliga a mirar fuera de la caja, es decir, a hacer las cosas de diferente manera y con nuevos elementos, lo que implica romper los paradigmas y reinventarnos; en suma, ser resilientes en la nueva normalidad.

En los ámbitos económicos y de negocios debemos aprender de las empresas que han sobrevivido a crisis anteriores: ¿qué hicieron?, ¿cómo lo hicieron?, ¿de cuál escenario partieron y a qué punto llegaron? Pero no solo eso, debemos conocer y reconocer las transformaciones que se han dado mientras vivimos nuestro doble papel de protagonistas y espectadores del cambio en condiciones de confinamiento e incertidumbre.

 

Los impactos económicos y operacionales generados por el Covid-19 obligaron a muchas empresas a acelerar sus procesos de transformación digital durante los momentos críticos de la emergencia. Implementar el teletrabajo, desplegar plataformas de compra y venta online, o gestionar procesos de producción remota fueron algunas de las acciones que se implementaron para mantener la operatividad de negocios, pero ¿qué sigue?

 

Sergio Weisser, managing partner de McKinsey Company México, considera necesario replantearnos el qué y cómo para adaptarnos al nuevo panorama. Para ello plantea siete acciones que las empresas deben seguir en esta nueva normalidad: Dejar de asumir que las viejas formas volverán; sustituir la visión de silo por una de redes y trabajo en equipo; pensar en el riesgo y valorarlo; enfatizar la visión del horizonte a largo plazo y buscar alianzas con socios adecuados, para fortalecer o robustecer el negocio en los siguientes cinco o siete años; dejar de pensar o percibir que lo ambiental y el bienestar de nuestro entorno es un tema que se tiene que hacer por cumplimiento, reputación o que está de moda e integrar la sostenibilidad en la organización; aceptar que la transición hacia la digitalización y la automatización ya no es opcional sino necesaria; y entender que el regreso será un proceso gradual donde las etapas dependerán y variarán en cada industria.

Para el séptimo punto Weisser considera necesario enfocarnos en cuatro aspectos:

 

  1. ¿Cómo recuperar ingresos?
  2. ¿Cómo reconstruir operaciones?
  3. ¿Cómo repensar la organización?
  4. ¿Cómo acelerar la evolución de soluciones digitales?

 

Varias tendencias existentes pueden beneficiarse de lo vivido durante la crisis, siendo estas la base de cambios estructurales en nuestro mercado, que requerirán que las capacidades de la empresa estén alineados a las tendencias para que podamos hacer cambios muy ágilmente en áreas como gestión comercial, digital e innovación, ante transformaciones importantes en demanda de nuestro portafolio de productos, por lo que las empresas deben.

 

  • Vigilar los cambios en curso en la economía global.
  • Seguir las tendencias en la adopción de tecnología, normas sociales y comportamiento del consumidor.

 

Estos elementos en conjunto son útiles para enfocarnos en los cuatro aspectos que considera Weisser para poder superar la crisis y aprovechar las oportunidades que se generen a futuro en el marco de la ‘nueva normalidad’ post-coronavirus.

Abrir chat