fbpx

Las SofOmes líderes; razones y alcances

Ranking: quién es quién y por qué

Cumplir y ser de las mejores requiere tiempo y visión pero, sobre todo, la intención de ocupar un lugar que contribuya a alcanzar las metas empresariales y del sector. Es un ganar-ganar que tiene implícito ser líder.

Cuando algunos apostaban que las Sofomes iban a morir en el intento de integrarse al Sistema Financiero Mexicano, unas entidades quedaban en el camino, sobre todo después de la Reforma Financiera de 2014, y otras volteaban a todos lados para apuntalarse, mientras que la Asofom compartía con estas últimas una visión de largo plazo con un camino de institucionalización y mejora continua que mereció un reconocimiento que se vio reflejado en el Rankin 2019 de Asofom, en el que la Asociación reconoció a las entidades mejor calificadas bajo el Programa Sofom Alta Calidad (SAC).

¿Qué las llevó a participar en el Programa? ¿Qué beneficios obtuvieron las Sofomes participantes? Las entidades que ocuparon las cuatro primeras posiciones compartieron su experiencia. Para Fimubac, Soluciones Financieras Internacionales, Maxicrédito y Proaktiva es un hecho que ante una industria tan cambiante cada día se requiere mayor profesionalización e institucionalización, por lo que es necesario apoyarse en programas de evaluación como SAC para agilizar sus procesos de análisis e institucionalizar su empresa.

Para Fimubac, dedicada desde hace más de 12 años al otorgamiento de créditos con descuento vía nómina a empleados de gobierno, el Programa SAC es una carta de presentación importante que muestra su solidez operativa. Según David Moel, Director de Negocios, el proceso por el que han caminado ha generado beneficios internos y externos. Dentro de los primero lograron corroborar que están trabajando correctamente en las diferentes áreas de la empresa y se dieron cuenta que tienen algunas áreas de oportunidad. Desde la perspectiva externa, han podido presentar a Fimubac ante clientes e inversionistas como una alternativa robusta, seria y altamente profesional, así como acceder a inversionistas institucionales más sofisticados quienes ven con buenos ojos que un tercero distinto y adicional a las agencias calificadoras–emitiera una evaluación sobre la financiera y sus procesos.

Para Soluciones Financieras Internacionales (SFI), empresa que se creó en 2004 con el objetivo de prestar servicios financieros por medio de productos refaccionarios, avío, cuenta corriente y crédito simple en el Estado de Tamaulipas, y que se ha extendido por la región noreste del país, el Programa SAC debe ser una referencia para los reguladores y fondeadores de las Sofomes. Ramón García Salinas, director de esta empresa, considera que “más allá de pretender obtener una mejor posición en el ranking debe prevalecer el objetivo de mostrar la transparencia y fortaleza del sector”.

En diciembre de 2018 SFI junto con Proaktiva (también certificada en SAC) se convirtieron en las dos primeras empresas medianas que lograron, de manera conjunta, entrar a bolsa y colocar deuda a través de Certificados Bursátiles Fiduciarios: $293 millones de pesos a un plazo de cuatro años.

Pero para José Cruz, Director General de Proaktiva, “no es suficiente decir que estamos muy bien, hay que demostrarlo y documentarlo. El Programa SAC es una tercera persona que valida la congruencia entre el ser y el deber ser de nuestra empresa que nos permite acercarnos con absoluta confianza a organismos fondeadores, reguladores, etcétera”.

En cuanto a Maxicrédito, la certificación SAC le dio rumbo y le clarificó el camino que debe seguir. “Obtener una buena calificación indica lo que estamos haciendo bien, pero, sobre todo, lo que nos falta por hacer”, señaló Miguel Nájera Villegas, Director General de esta Sofom para la que el Programa SAC es el resultado de un proceso de planeación riguroso, el cual tomaron como guía para visualizar las acciones que tenían que llevar a cabo para mejorar y fortalecer a la Sofom que cuenta con más de 10 años en el mercado, tiempo en el que se ha fortalecido con el desarrollo de controles y procesos sólidos que le dan certeza a sus clientes y accionistas.

El avance que han tenido las SOFOMes se debe a la variedad de productos que ofrecen y a las características de los mismos, así como también a su estructura y operatividad, es decir, a su forma de manejar el negocio y proyectarlo. El Sistema Financiero se está transformando, las necesidades de financiamiento y los participantes van en aumento, y las perspectivas de crecimiento de las instituciones financieras que no pertenecen al sistema bancario son favorables, por lo que este ranking se presenta como un medio para presentar a los líderes y mostrar el camino.

El listado se extendió hasta la posición 32 con la intención de presentar año con año los movimientos de las Sofomes participantes y los beneficios que obtienen con el programa; en suma, para reconocer a las líderes.

Abrir chat