fbpx

Desde la Presidencia

Tecnología en el back office y en la experiencia del usuario


No podemos evadir a la transformación digital; no considerarla implicaría salir de la cancha de juego. El camino apunta a ser Sofomes 4.0 y vivir las oportunidades que da la digitalización.

Las Sofomes están en un proceso de transformación digital buscando ser disruptivas en el sistema financiero, incluso ya existen algunas, en un ambiente altamente competitivo en el que la expectativa de los clientes va en aumento, no solo en cuanto a los montos de financiamiento sino en relación con los productos y la experiencia que obtengan de la relación con la entidad crediticia.

Este cambio en el cliente y en la estructura del sistema financiero es la razón de la transformación digital de las Sofomes. En la Asofom nos hemos marcado como objetivo ser Sofomes 4.0 y llevar como bandera la transformación digital con la adopción de la tecnología que nos permita contar con procesos seguros y eficientes a partir de la innovación constante.

¿Qué tecnología debemos considerar?  Definitivamente no hay una respuesta generalizada porque la adopción depende del mercado, planes y recursos de cada entidad pero, aun tomando en cuenta estos elementos, si hay una línea que debemos seguir y una realidad que no debemos olvidar: el 88% de las instituciones financieras a nivel global cuentan con una estrategia donde la tecnología es el habilitador principal de su oferta de productos y servicios financieros.

En la línea que debemos considerar se colocan tecnologías como inteligencia artificial, openbanking, análisis predictivos, tecnología biométrica y computación cognitiva, entre otras. El uso de estas tecnologías permite a las instituciones financieras la introducción de nuevas formas de automatización en los procesos de los clientes, entender sus necesidades reales, personalizar las soluciones de crédito, más rápido y de forma más oportuna lo que brinda una mejor experiencia del cliente y mayores niveles de fidelización con la Institución. El uso de analíticos predictivos para la exploración de los datos no estructurados se puede utilizar como una herramienta importante de inteligencia en las Sofomes, con el fin de ajustar los servicios cuando el mercado lo demande. Por su parte, la tecnología biométrica ofrece mayor seguridad a usuarios, en tanto que la computación cognitiva puede ayudar a la detección de fraude en forma temprana, tomando en cuenta el monitoreo constante de todas las transacciones de los clientes.


La oportunidad de la innovación tecnológica no es una alternativa, es una demanda de todos para todos para fomentar la inclusión y la competitividad financiera en México en beneficio de los usuarios de servicios financieros con mejores productos y experiencias, porque la verdadera transformación de las entidades financieras, bancarias y no bancarias, tiene que aplicarse en el back office –para aumentar la eficiencia, un objetivo que se persigue en el proceso de transformación en cualquier compañía— así como en los servicios ofrecidos al cliente porque es un hecho que los usuarios quieren y prefieren a las empresas que les proporcionan una mejor experiencia de uso, y esto requiere innovar para reducir tiempos y fricciones en la interacción con la institución financiera y ser una Sofom 4.0.

Abrir chat