Logo ASOFOM          
Noticias
  NOTICIAS
 

 
FEBRERO 2017    
  ALZAS EN TASA, BENÉFICAS PARA LA BANCA: FITCH  
 

Fernando Gutiérrez / El economista

 
     
 

Los incrementos en la tasa de interés que se han dado desde diciembre del 2015 han tenido efectos mixtos en las instituciones financieras del país: para la banca, han resultado benéficas y para las no bancarias podrían tener un efecto negativo, indicó Verónica Chau, analista senior de Instituciones Financieras de la calificadora Fitch Ratings.

Los incrementos en la tasa de interés que se han dado desde diciembre del 2015 han tenido efectos mixtos en las instituciones financieras del país: para la banca, han resultado benéficas y para las no bancarias podrían tener un efecto negativo, indicó Verónica Chau, analista senior de Instituciones Financieras de la calificadora Fitch Ratings.

En su participación en la primera reunión trimestral del año de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom), Chau indicó que los incrementos progresivos de la tasa de interés, que la ha ubicado en 6.25%, han beneficiado los márgenes financieros de los bancos gracias a que los costos en los depósitos que manejan son muy bajos.

“Para la banca que capta depósitos, es decir los bancos más grandes que generalmente tienen su fondeo muy diversificado, ahí se ampliarán los márgenes. La realidad es que el costo del depósito en México es muy bajo, por lo que el margen de la banca estaría siendo beneficiado”, expresó la analista.

En contraparte, las instituciones financieras no bancarias, como las sofomes, podrían verse presionadas ante este entorno, pues sus utilidades serán desafiadas porque tendrían un incremento inmediato en su costo de fondeo, el cual no podrán transferir de manera rápida a sus acreditados debido a las altas tasas que manejan estas instituciones y por la competencia del mercado.

“En las instituciones financieras no bancarias (...) estos aumentos en la tasa de referencia tendrán un incremento en el costo de fondeo que no necesariamente será tan rápida de transferir al mismo acreditado (...) La misma competencia no permitirá hacer un incremento en la misma proporción”, dijo.

Aunque las instituciones financieras no bancarias dedicadas a los préstamos agrícolas y a las pequeñas y medianas empresas podrían tener espacio para incrementar sus tasas activas, y así aumentar sus márgenes, esto tardaría debido a que muchas entidades no pueden hacer cambios inmediatos, pues su portafolio se compone en su mayoría por préstamos a tasa fija.

Efecto incierto de dólar fuerte

Para la analista, aunque la fortaleza del dólar ha sido benéfica en el ingreso total de los receptores de remesas en el país, todavía es incierto si el crédito otorgado a estos beneficiarios se detendrá debido a las políticas proteccionistas por parte de Estados Unidos.

“Podría venir un impuesto a las remesas (...) La realidad es que se vive en un entorno de incertidumbre en ese tema y en términos de la migración; estos dos tópicos serán muy importantes para saber (el futuro) en el tema del microcrédito, que se otorga a los beneficiarios de estas remesas”, acotó.

Respecto al crédito al consumo, Chau abundó que aunque la mora podría incrementarse en este producto, el efecto podría ser menor respecto a otras crisis. Asimismo, consideró como favorable la diversificación en los portafolios de las instituciones, las cuales han incursionado en mayor medida en préstamos de nómina y personales.

La analista indicó que se prevé una expansión más moderada del crédito en este año, respecto a los anteriores, por el freno a las inversiones que se daría derivado de la incertidumbre; sin embargo, destacó la buena capitalización y liquidez de los bancos para enfrentar este escenario.

Asimismo, dijo que la banca de desarrollo también está lista para este escenario y así incrementar su participación tanto en crédito como en garantías.

 
 
     
     
   
  ELIGE PRESTAMISTAS CON COMPROMISOS ÉTICOS  
 

JMRS / El Periódico de México

 
     
 

Además de formar parte de Condusef, también es conveniente que el prestamista colabore con otras asociaciones y entidades del sector. Eso indicará que tiene compromisos éticos con los usuarios a nivel de buenas prácticas y respeto por los derechos de los clientes. Algunas de las entidades con las que colaboran los prestamistas más fiables son ASOFOM (Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México), el Círculo de Crédito de México o ProDesarrollo. Por supuesto, a pesar de que algunos de estos prestamistas pueden proporcionar financiamiento sin buro en determinados casos, es fundamental que colaboren con el Buró de Crédito.

 
 
     
     
   
  LAVADO DE DINERO, UNA BATALLA QUE LA ANALÍTICA AVANZADA PUEDE GANAR  
 

Expansión / Alejandro González Tello

 
     
 

OPINIÓN: Al aplicar técnicas de análisis en datos clave las empresas pueden detectar rápidamente las operaciones y actividades sospechosas.

A estas alturas, negar la existencia del peligro sería absurdo. Es por demás sabido que las actividades relacionadas con el narcotráfico ponen en riesgo permanente al sistema financiero de México. De acuerdo con algunas fuentes, el blanqueo de capitales podría representar un monto equivalente al 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano. Otras aseguran que, cada año, en el país “se lavan” entre 10,000 y 40,000 millones de dólares. Detrás de estos indicadores, hay miles de operaciones ilícitas cuya detección cada vez resulta más compleja debido a en mayor medida a la especialización de los criminales.

El sistema financiero del país se ha diversificado en los últimos años, y hoy incluye a entidades no bancarias (como las sociedades financieras de objeto múltiple, Sofomes, Cooperativas) y modelos innovadores de financiamiento (como el crowdsourcing); en ese sentido, vale la pena recordar que hace poco más de dos años, según estimaciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom), entre las Sofomes se registraba un 60% de incumplimiento en materia de regulación para prevenir el lavado de dinero.

Al mismo tiempo, una buena parte de las transacciones se realiza en forma inmediata, tiene un recorrido de escala mundial y puede involucrar a distintas divisas. De ahí la importancia de vigilar, como lo hace en México la CNBV, las operaciones electrónicas de capitales y los movimientos que implican cambios de moneda, entre otras transacciones.

En un entorno tan desafiante, las regulaciones antiblanqueo de capitales y las sanciones económicas y administrativas han incrementado su poder en forma sustancial. A manera de ejemplo, se podría señalar un caso de la presente década, cuando una institución, por incumplir normas contra lavado dinero en las operaciones de su filial mexicana, fue multada con más de 1,900 millones de dólares por las autoridades estadounidenses. El golpe a la reputación de la marca fue de escala global, pero el daño no se detuvo ahí. De acuerdo con cálculos de la prensa mexicana, el monto del castigo representó para la empresa el 8.5% de las utilidades del año fiscal antes de impuestos.

No obstante, aunque la situación crece en desafíos, las organizaciones del sector financiero, gracias a la innovación y las nuevas tecnologías, hoy cuentan con una opción para combatir eficaz y eficientemente al blanqueo de capitales: la analítica avanzada.

Al aplicar técnicas de análisis en datos clave (clientes, transacciones, flujo de fondos, entre otros), las empresas pueden detectar rápidamente las operaciones y/o actividades sospechosas, lo que evita el riesgo de participar en una actividad de lavado de dinero. La analítica logra este objetivo al ofrecer capacidades como:

  • Monitoreo permanente de las transacciones, con habilidad para identificar patrones que se basan en la actividad histórica de un cliente o entidad. De esta forma, ante una acción dudosa, se generan alarmas en forma oportuna.
  • Seguimiento a flujos de capital. Esto permite visualizar la circulación de fondos entre una entidad central y otras partes interesadas, lo que incluye la detección de variaciones en el volumen de fondos que se mueven entre las entidades.
  • Transparencia en la generación de reportes para las autoridades. Al dar seguimiento puntual a todas las transacciones y entidades, la empresa puede mostrar, con absoluta claridad y precisión, sus labores de monitoreo y las acciones que tomó ante una operación sospechosa. Este nivel de información también facilita el cumplimiento de legislaciones antilavado de dinero y de combate al financiamiento del terrorismo.
  • Generación de conocimiento y mejores prácticas. Aprovechando la información de la empresa, una organización puede simular escenarios de blanqueo de capitales, experimentar con planes de acción y validar la efectividad de estrategias hipotéticas. Gracias a este conocimiento, frente a un riesgo de blanqueo de capitales, la institución toma decisiones con velocidad y rapidez.
  • Administración del riesgo de largo alcance. Gracias a la analítica, las compañías financieras pueden crear o importar listas con gran facilidad (basadas en criterios de riesgo o sanciones) para ubicar a personas, organizaciones y jurisdicciones que representan un alto nivel de peligro.

No es grato afirmarlo. En México, el lavado de dinero es una actividad delictiva que no desaparecerá de la noche a la mañana, su posible extinción involucra muchos y complejos factores. Para las empresas del sector financiero, esto representa un enorme compromiso: proteger a sus clientes y salvaguardar la reputación de su marca en un ambiente amenazante. Gracias a la analítica avanzada, esta defensa hoy tiene mayores posibilidades de éxito. La batalla se puede ganar.

 
 
     
     
   
  RED EMPRESARIAL      
...
     
     
  SOFOMES SEDUCEN A FONDOS DE CAPITAL PRIVADO  
 

Fernando Gutiérrez / El Economista

 
     
 

Luego del proceso de consolidación del sector de las sofomes, que dejó en operación acerca de 1,600 instituciones de este tipo, los fondos de capital privado han mostrado interés para apoyar a estos intermediarios financieros no bancarios, ya sea para potencializar su negocio o para resolver problemas de carteras deterioradas.
Luego del proceso de consolidación del sector de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes), que dejó en operación a cerca de 1,600 instituciones de este tipo, los fondos de capital privado han mostrado interés para apoyar a estos intermediarios financieros no bancarios, ya sea para potencializar su negocio o para resolver problemas de carteras deterioradas.

Recientemente, la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) firmó un convenio con la Asociación de Sofomes en México (Asofom) para que los casi 150 integrantes de esta última puedan ser apoyados por los fondos.
“Las empresas (sofomes) no solamente necesitan la deuda, sino también necesitan el capital (...) El capital que aportan los fondos es uno inteligente, esto quiere decir que no sólo entran los recursos financieros para apuntalar el crecimiento, sino que van acompañadas de know­how (saber cómo) y el know­who (saber quién), lo que tiene un efecto multiplicador importante”, expresó Alonso Díaz Etienne, presidente de la Amexcap.

“Para tener éxito en los negocios en México —agregó— se necesita conformar un equipo sólido en financiamiento, en la operación en las diferentes áreas (...) si no se tiene todo este andamiaje, las probabilidades de éxito disminuyen dramáticamente”.

Los 110 fondos de capital privado que representa la Amexcap suman alrededor de 46,000 millones de dólares, de los cuales aproximadamente 20,000 millones es dinero que no se ha invertido y que podría incursionar en áreas como el emprendimiento, empresas en crecimiento, bienes raíces y energía.

Cuando un fondo aporta capital a una empresa, también comparte los riesgos de ésta y puede participar como socio de la organización que apoya.

“Vemos oportunidades interesantes en dar capital para que las sofomes puedan generar más crédito y más negocio (...) hay varios fondos que ya lo hacen”, detalló Díaz Etienne.

El presidente de la Amexcap refirió que los fondos de capital privado también pueden solucionar problemas de carteras deterioradas de estos intermediarios no bancarios.

“Vemos también oportunidades para resolver problemas de las carteras de las sofomes, en donde se les haya quedado atorado el asunto, pues lo que necesitan no es más deuda sino capital para poder darle nuevamente viabilidad al negocio y que la deuda vuelva a vivir”, indicó.

Para Adolfo González, presidente de la Asofom, la industria de capital de riesgo realiza una labor que complementa el otorgamiento del crédito de las financieras de objeto múltiple, por lo que la unión de ambos sectores ayudaría a fortalecer a estos intermediarios.

“La industria de capital de riesgo es algo que se complementa con lo que hacemos y además nos puede dar la galleta para lo que hacen las sofomes. Los fondos de la Amexcap, que tiene 10 años de vida, han apoyado a 8,000 empresas, es un número importante. El que los mexicanos den la certeza de que comparten su empresa es una cosa brutal”, comentó González.

El presidente de la Asofom detalló que una de las facilidades para que los fondos de capital privado participen en las sofomes es que éstas también pueden operar bajo la figura de Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI).

“La SAPI era algo que necesitábamos en México para que sucedieran cosas como éstas y me parece que con Amexcap es un claro ejemplo de que la SAPI funciona (...) yo me siento emocionado de esto: el mundo de capital de riesgo es una realidad”, expresó González.

 
 
     
     
   
   
   
  INTERMEDIARIOS RESISTEN ALZA DE TASAS  
 

Jeanette Leyva / El Financiero

 
     
 

El financiamiento bancario a instituciones financieras es el que más se encareció en los últimos doce meses, a consecuencia del endurecimiento en la política monetaria por parte del Banco de México. Según cifras de la CNBV, la tasa de interés implícita en esta cartera se elevó tres puntos porcentuales entre diciembre de 2015 y el mismo mes del año pasado, al pasar de 3.6 a 6.5 por ciento. Entre las tasas que más se elevaron también figuran las que se otorgan en los préstamos a entidades gubernamentales, con dos puntos, que pasaron de 4.9 a 6.9 por ciento. Le siguió el crédito a empresas, que subió a 8.1 por ciento, 1.6 puntos más en relación a los niveles de hace un año. Adolfo González, presidente de la Asofom, reconoció que con lo que ha aumentado la tasa del banco central en los últimos meses para ubicarse en 6.25 por ciento, ya se convierte en un nivel importante, “muchos de los que se financian con la banca, y están a tasas variables van a tener problemas y repercusiones”. En el segmento de las Sofomes, hay las que prestan al sector de microcréditos y créditos de nómina que tienen tasas altas, por lo que tres puntos porcentuales adicionales no llama la atención, indicó.

Sin embargo, previó que algunas Sofomes que financian grandes proyectos, como en el sector de infraestructura, tengan mayores problemas con sus líneas de financiamiento bancario, ya que se elevará el costo de acceso. Por ello, adelantó que en el sector analizan ir en conjunto en busca de otras fuentes de financiamiento principalmente en el extranjero, con fondos de capital de riesgo y vía emisiones en la Bolsa Mexicana de Valores y con la banca de desarrollo. En el caso de intermediarios especializados, como las uniones de crédito, Luis Morales Robles, presidente de ConUnión y director general de Unión de Crédito para la Contaduría Pública, indicó que en el caso de estas figuras, no dependen sustancialmente del fondeo bancario, ya que en estas instituciones la principal fuente de fondeo son los préstamos de socios que no suben en la misma proporción. Para la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo) no han tenido un impacto directo, porque la principal fuente de fondeo es la captación, es decir el ahorro de los clientes, además evitan el alza en las tasas al ser fondeadas por la banca de desarrollo.

 

 
 
   
 
   
  2017
  FEBRERO
  ENERO
   
  2016
  DICIEMBRE
  NOVIEMBRE
  OCTUBRE
  SEPTIEMBRE
  AGOSTO
  MAYO
  ABRIL
  ENERO
   
   
 

 

   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
 
       
 
Newsletter
 
cumplimiento