ASESORIA EN LINEA
SASOC

Alta Grupo, sin recursos para enfrentar deuda de 4,000 mdp

Alta Grupo es un consorcio encabezado por Luis López Panadero y Salvador Abascal Álvarez, que administraba principalmente cuatro marcas: la sociedad financiera popular (sofipo) Alta Servicios Financieros, la marca de las Tiendas Mambo, así como la sofom Genera Destino y ASP, esta última enfocada en el negocio de la telefonía pública con las cabinas Fontástiko.

Tanto en la sofom como en la ASP, dicho consorcio ofrecía rendimientos a sus inversionistas que superaban 16% anual, lo que para cerca de 2,000 personas resultaba muy atractivo al no encontrar mecanismos de inversión con un rendimiento de esta naturaleza.

La sofipo, que era la única supervisada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, fue absorbida por otra entidad de la misma figura de nombre Finamigo, mientras que se desconoce el destino de las Tiendas Mambo. Fue desde el 2015 que estas marcas comenzaron con incumplimientos con sus inversionistas, principalmente en el negocio de la telefonía con el argumento de reformas a la ley de telecomunicaciones; sin embargo, para muchos se trató de un esquema piramidal que no pudo sostenerse con el tiempo.